Hugo Robledo Gámez

Esta pieza actualmente esta seleccionada por un profesional

AÑADIR A COLECCIÓN HACER OFERTA VENDIDA
Pintura 120x150 cm Precio: 2123 €
Ruido Diurno | Hugo Robledo Gámez Autor: Hugo Robledo Gámez Año: 2018 Estilos: Arte Conceptual, Arte Geométrico Materiales: Lienzo Técnicas: Acrílico Medidas: 120x150 cm Disciplina: Pintura Obra única

"El cuerpo de obra que propongo resulta de una evolución a lo largo de varios años de indagar en la representación del entorno construido. En principio, desarrollé una narrativa alrededor de ciertos hitos arquitectónicos específicos relacionándolos con eventos de destrucción, construcción y reconstrucción. Gradualmente, esta narrativa de hechos específicos se fue diluyendo para dar paso a una reflexión acerca de la temporalidad de los espacios. Exploro un lenguaje abstracto que tiene puntos de cruce con la tradición geométrica del constructivismo ruso y del concretismo latinoamericano. Tomo una distancia crítica en cuanto a la concepción de las piezas, alejándome de un pensamiento puramente racional en el que las piezas estarían predeterminadas. Por el contrario, la ejecución de la pintura se nutre en gran medida de la intuición y de las decisiones permeadas de azar. En mi producción es relevante poner de manifiesto las tensiones contradictorias de la época en que vivimos. Es por esto que el lenguaje pictórico evoca una estructura aparentemente fría y racional, desprovista de cualquier indicio de vida, en contrapunto con gestos manuales que desestabilizan la retícula. El tiempo de ejecución de las pinturas depende del secado del material, en primera instancia; aunque es el tiempo de la decisión intuitiva lo que marca el ritmo de la construcción pictórica. La pintura es, por naturaleza propia, el medio de creación antagónico al consumo de imágenes de la vida cotidiana actual. Mi contexto de vida en una ciudad demandante como México es un factor que se decanta en la aproximación que tengo frente a la configuración de las obras. El abarrotamiento de estímulos sensoriales en la capital mexicana, en una primera etapa, abarrotaba el lienzo con profusos detalles que evocaban la inmensidad del crecimiento de la ciudad. El ejercicio de pintar se vuelve un momento de resistencia casi meditativo para condensar la infinidad de información en una síntesis constructiva. Esta progresión hacia la reducción de elementos implica un estado mental introspectivo opuesto a la experiencia de recorrido en la ciudad. Un elemento fundamental en este cuerpo de obra es la referencia a la arquitectura de la modernidad en México. La época de la mitad del siglo XX marcó un periodo de prosperidad en el país que no se ha repetido en décadas posteriores. Es en este punto que me interesa pensar en la idea de progreso — un concepto que se aprecia ajeno en el pensamiento social de mi generación. En una época en la que el progreso no sólo se ha detenido, sino que múltiples factores globales propician su derrumbe, es particularmente complejo para las sociedades latinoamericanas enfrentar un deterioro de las condiciones sociales, culturales y económicas. Las últimas pinturas de esta serie hacen sutiles evocaciones al lenguaje arquitectónico de la modernidad, en las que el lienzo se vuelve una ventana de nostalgia hacia un futuro que nunca ocurrió. En suma, las ideas de arquitectura, espacio, progreso y nostalgia van articulando mi trabajo pictórico y configuran una inquietud que se ha ido arraigando en mi conciencia del vivir-aquí y vivir-ahora. La pintura es para mí una herramienta que permite hacer una mediación entre mi realidad interna-mental y mi experiencia con el espacio externo." -Hugo Robledo Gámez

-- Hugo Robledo Gámez