« Saisho Magazine

Tendencias del MERCADO DEL ARTE: cómo fue 2018 y cómo será 2019

En el 2018 las ventas globales de arte aumentaron un 12%, con respecto al 2017, superando los 51 mil millones de euros. EE UU sigue a la cabeza, generando el 42% de las transacciones globales, China pasa a ocupar el segundo lugar, desbancando a Reino Unido,  con un  21%  frente al 20% respectivamente.  En este artículo analizaremos el mercado durante el año pasado, incluyendo un pronóstico para el 2019, así como algunos hitos que se están generando en lo que respecta a la representación de las mujeres en el arte y el potencial que existe con las nuevas tecnologías para el desarrollo de propuestas de valor más alineadas con las necesidades de una nueva  generación de coleccionistas con nuevas necesidades, expectativas y hábitos de consumo.

El mercado del arte en España en 2018 

Si el 2017 fue el año en el que el artista italiano Leonardo da Vinci rompió todos los récords de la historia del mercado del arte,  el 2018 estuvo marcado por el espectáculo y desconcierto de un Banksy. El mercado del arte en España sin embargo se ha mantenido bastante estabilizado.

Subastas, ferias y nuevos jugadores

Salvator Mundi, un cuadro atribuido a Leonardo da Vinci, se adjudicó en la casa de subastas Christie’s, en 2017, a un inversor desconocido por $450.3 millones, convirtiéndose en el cuadro más caro que se ha vendido en la historia. Desde su compra, esta pieza ha desaparecido misteriosamente de la escena del arte a pesar de que su comprador hubiera tenido la intención inicial de prestarla para una próxima exposición en el Louvre de Abu Dhabi. Por otro lado, la pintura de Banksy Girl with Balloon fue parcialmente destruida por una trituradora después de ser subastada en Sotheby’s en Londres el 5 de octubre 2018. Lo que aparentemente era una venganza del artista contra la comercialización del arte se ha convertido en un buen negocio. La idea del artista de desmenuzar su obra, al ser vendida por un millón de euros (incluida la comisión de Sotheby’s), ha terminado por ser beneficiosa para todos los implicados en esta rocambolesca operación.  Aunque Sotheby’s se resiste a confirmar qué tipo de ofertas han recibido, es aceptado ya que la revalorización podría doblar la cifra inicial.

El 2018 incluye otros ejemplos interesantes de las necesidades por parte de un nuevo público comprador de arte como la venta de una pintura generada por un algoritmo estimada en $7,000- $10,000 y vendida por $350,000 ($432,500 con comisiones) en Christie’s el octubre pasado. Por otro lado, a Pace Prints en la última edición de Art Basel Miami, no le quedó más remedio que establecer un sistema de sorteo  en menos de 10 minutos,  nada más abrir las puertas del primer día de feria, tras el enorme interés por parte de los compradores por hacerse de un Kaws. El precio de un tríptico, 100 en total,   ascendía a $65,000. Lisa Schiff, asesora de arte, comentaba a The Art Newspaper que tras este hecho se está produciendo una crisis en la creación de valor en el mercado del arte contemporáneo: «Parece que las personas están comprando por el boca oído en lugar de arriesgar y confiar en su propio instinto».
En lo que se refiere a subastas, aunque las ventas superaron las del 2017 (un 11 por ciento de crecimiento por parte de Sotheby ‘s y un 6 por ciento de Christie’ s), en el 2018 no se han alcanzado cifras especialmente elevadas. En Christie’s, una pintura de David Hockney, Retrato de un artista (grupo con dos figuras) (1972), se ofreció sin reserva ni garantía, por $80 millones pero el precio final no superó al de salida. A principios del 2018, el Nu couché sur le côté gauche de 1917 de Modigliani, a pesar de una estimación pública de $150 millones, no excedió los $139 millones ($157.2 millones con comisiones).  En cuanto a la cuota de mercado, Sotheby’s ha estado ligeramente por debajo de los $6,6 mil millones en ventas de Christie´s (una suma que debería de superarse este 2019 según Tim Schneider, de artenet). Y si bien Sotheby’s se ha adjudicado, hace tiempo, la victoria sobre Christie´s en Hong Kong, no ha logrado superar a éste en EEUU, donde Christie´s gestionó la venta de la colección de dos de las familias más poderosas del país, Rockefeller y Ebsworth,  alcanzando los $1.100 millones.

Con respecto a los jugadores más pequeños, parece que el modelo híbrido, que combina ventas de arte online con un programa de exposiciones emergentes, ha sido el más viable y sostenible, aunque las galerías pequeñas y medianas siguen luchando por mantenerse a flote. Los dueños de las principales ferias de arte han realizado, a lo largo del 2018, algunos ajustes y recortes. Por ejemplo, el socio mayoritario de Frieze comentó que, desde el asesinato del periodista Jamal Khashoggi,  ha decidido obviar la atractiva inversión de $400 millones de un fondo del Reino de Arabia Saudita. Por otro lado, el propietario de Art Basel, el grupo  MCH, ha realizado una reducción de costos que ha incluido su salida de sus ferias regionales más pequeñas.

Mujeres y minorías

El 2018 ha sido también un año especialmente importante para las mujeres y para algunos artistas afroamericanos.
Jenny Saville se ha convertido  en la artista viva femenina cuya obra a alcanzado el mayor precio de mercado de la historia con su monumental Propped (1992). Esta obra se vendió, y antes de lo esperado, por  $9.5 millones ($11 millones con comisiones) en Sotheby’s en Londres este pasado octubre.  Aunque no parezca una cantidad elevada comparada con los $80 millones de la obra de Hockney, comentada anteriormente, este hito es un reflejo de que el mercado se dirige en la dirección correcta. En la ferias también se ha podido ver este interés, tal es el caso de Art Basel Basilea en la que Carol Bove, Cathy Wilkes, Huma Bhabha y Sheila Hicks superaron todos sus récords establecidos en subasta.

Sin embargo,  y tal como apuntaba el diario Telegraph, el pasado diciembre, muchas de las artistas que experimentan incrementos en su precios o bien son muy mayores (Rose Wylie y Carmen Herrera, por ejemplo) o han fallecido recientemente, por lo que queda una tarea pendiente en lo que refiere a artistas emergentes y de media carrera.  Esto se debe probablemente a una estrategia de compra a la baja de figuras que no están actualmente en boga y cuyo objetivo es venderlas tras su revalorización.
Otro récord digno de mencionar es el del artista afroamericano Kerry James Marshall cuando Past Times (1997) se vendió por $18.5 m ($21.1m con comisiones) en Sotheby’s en mayo del año pasado.

Nuevas tecnologías

La venta de arte por internet ha transformado este sector  y ha provocado una transformación digital de sus principales protagonistas: casas de subasta, galerías y artistas.  El año pasado, Christie´s abrió una puerta nueva cuando gestionó , mediante blockchain, la venta de parte de la colección de arte americano de Barney Ebsworth por un valor de $323 millones. Poco después vendió una  pintura generada por un algoritmo por $350,000, comentada anteriormente,  introduciendo la primera obra de arte creada por inteligencia artificial. Sotheby’s, por su lado,  ha adquirido la empresa Thread Genius para desarrollar su propia tecnología de reconocimiento de imágenes, conocimiento de sus usuarios y mejorar así sus operaciones.
El Machine Learning,  que rastrea las preferencias de usuarios en línea también está resultando muy fructífero. En 2018, la empresa Invaluable albergó  miles de casas de subastas online y  asegura que realizó recomendaciones personalizadas a más de 2,5 millones de usuarios, mostrando un valor por lote un 27 por ciento superior en precio que en condiciones sin machine learning.

tendencias mercado del arte warhol

Blockchain puede ser muy útil para el mercado del arte ya que soluciona cuestiones de procedencia, transparencia, derecho de autor, propiedad, valoración y autenticidad del arte. Hay galerías que ofrecen arte para adquirir mediante criptomonedas, como por ejemplo la Crypto Art Gallery. Asimismo, hay artistas que han producido coleccionables basados ​​en blockchain como  el artista francés Youl  con su obra Last Bitcoin Supper que se vendió en el 2014 como parte de «Project Bitcoin» en una subasta de eBay por 4,64 BTC. Además, una pintura de Andy Warhol, 14 Small Electric Chairs,  se «toquenizó» y vendió con el objetivo de democratizar el acceso a los grandes maestros del arte contemporáneo.
Por otro lado, David Zwirner y Larry Gagosian han creado plataformas online que permiten a sus coleccionistas, que no pueden asistir a las ferias, la posibilidad de adquirir piezas de arte, por un valor medio de $150,000,  a través de estas plataformas, de acceso restringido, que incluyen una exclusiva selección de piezas.

Tendencias en el mercado del arte en 2019

Mientras que los totales de venta aumentaron, se rompieron récords y se adoptaron las nuevas tecnologías, hay indicadores que nos demuestran que el ecosistema del mercado del arte se está ajustando a las necesidades de un nuevo público comprador cuyas exigencias son diferentes a las de un coleccionista más tradicional. Debido a una mayor concentración de la riqueza, modificación de las leyes y fiscalidad y una nueva generación con distintos hábitos de consumo y necesidades, los museos, y el sector del arte en general, se está enfrentando a una importante crisis, no solo a nivel financiero sino también desde el punto de vista del consumo cultural. Años atrás, cuando David Rockefeller donaba lo hacía porque se trataba del MoMA y este hecho era suficientemente importarte para él y su generación. Hoy en día, las donaciones requieren de un impacto lo más tangible posible, así como su correspondiente medición. Por otro lado, existe una gran oferta de causas a las que donar, lo que genera una altísima competencia entre proyectos que requieren financiación. Por ejemplo, Peter Singer mencionó en una de sus columnas del New York Times que una donación para prevenir el tracoma humano multiplica por 10 la percepción del valor con respecto a la donación a un museo.
Según Arnet, por otro lado, el revisionismo, la introspección y una suave conciencia social podrían caracterizar la tendencias futuras del mercado del arte.  Las políticas regionales de tintes más extremos así como el desenlace del Brexit podrían tener también su impacto en el sector,  la falta de liquidez del arte más emergente hace que las adquisiciones vayan más por lo seguro, realizando apuestas más conservadoras, según comenta Heather Maizels, asesora principal del bufete Charles Russell Speechlys. No obstante, en el caso del nuevo sistema de mercado Saisho en el que se puede comprar, disfrutar y revender obras de arte, seleccionadas y certificadas por un equipo de expertos, el precio de un artista emergente o de media carrera aumenta un 5% a partir del momento de la adquisición de una de sus piezas.

A día de hoy, el valor global del mercado de arte online supera los $4.221 millones, representando un crecimiento del 12%, durante los últimos 12 meses. Parece que seguirá esta tendencia alcista  y, según Hiscox , el volumen de negocio podría alcanzar los $8.370 millones para el 2023. La compra online de arte, desde 2013, casi ha triplicado su facturación, aunque en los últimos 2 años ésta ha experimentado una desaceleración.
En el lapso de 12 meses, blockchain ha sido objeto de mesas redondas en las principales ferias de arte, así como un Tech Summit organizado por Vastari y Christie´s.

No obstante, en la próxima edición de Talking Galleries,  que tendrá lugar el 21 y 22 de enero en Barcelona, una de las conferencias tratará sobre la tecnología más allá del blockchain, «Beyond Blockchain: Other Technologies Worth Every Gallery’s Attention». Por otro lado, hoy 16 de enero tendrá lugar la próxima bifurcación (actualización y rediseño de código) de Ethereum (ETH): Constantinopla (en el bloque #7,080,000), pudiendo impactar de distintas maneras,  por lo que me pregunto si estamos siendo testigos del comienzo del final de blockchain, que el sector del arte ha comenzado a implementar algo más tarde que el resto del mundo, o si se trata simplemente de una redefinición y usos de la misma.

2 comments
  1. Liliana González Acosta
    Liliana González Acosta
    31 de agosto de 2019 at 22:13

    Se notan buenas oportunidades para pintores emergentes. Es importante datse la oportunidad de ver nuevas creaciones

  2. GABRIELA MARQUEZ
    GABRIELA MARQUEZ
    27 de abril de 2020 at 14:36

    MUCHAS GRACIAS POR SU NOTA;SOY ARTISTA INTERNACIONAL Y TRABAJO MUCHO PARA LOGRAR VENDER…Y SIRVE LEER SU INFORMACION

Leave a Reply